17 de diciembre de 2015

Sí fui capaz de hacerlo antes, ¡ahora también!

¡Hola a todos!

Hoy os traigo un post bastante personal por no decir el más personal que he escrito. Hoy mientras estaba estudiando en la biblioteca, he cambiado el chip, he empezado a recordar situaciones de mi vida y algo ha cambiado o es la sensación tengo ahora mismo. Si pude conseguirlo en el pasado porque no voy a poder lograrlo ahora. Os cuento.

Llevo un año en la oposición en el que no levanto cabeza, me explico, si ya de por si la oposición es una montaña rusa, lo que yo estoy viviendo debe ser el Dragón Kan o algo así. Esta siendo duro por no decir durísimo, he vivido los momentos más bajos y más oscuros de la oposición, en los que no veía la salida, las vacaciones me vinieron de lujo, resetee mucho y me vine con las pilas a tope, pero algo seguía sin funcionar y hoy algo ha cambiado, creo que para siempre. Me he motivado sola, los temas entraban solos y me acuerdo de cosas de temas ya estudiados con mucha claridad y nitidez, tenía un bloqueo elegante.

Lo que he recordado son las dos historias siguientes, en esos momentos creía en mi más que nunca y era capaz de decir cada vez que alguien me preguntaba, lo voy a lograr y será por mis propios  méritos. Os cuento repetí segundo de Bachillerato, si, son cosas que pasan en esta vida, y en junio me quedaron cinco para septiembre, el año se me dio muy mal por no decir fatal, pero descanse ese mes de junio y me propuse que esas cinco no iban a poder conmigo, me propuse creer en mi y eso fue lo que hice. Llegó el día uno de julio y a las 8 de la mañana estaba sentada en la biblioteca estudiando la primera de mis cinco asignaturas. Fue un verano muy duro, me volvía a jugar demasiadas cosas y no estaba dispuesta rendirme antes de pelearlo y vaya si lo pelee, los 12 kilos que engordé me lo recordaron ese verano, pero sabéis que, ese sacrificio, ese estar sentada casi ocho horas en la biblioteca mereció la pena. Me crecí ante la adversidad y aunque me jugaba mucho, puse la sangre fría necesaria para no desanimarme pero también di todo de mi y algo más. Y os diré algo más, acababa de sacarme el carnet de conducir y por suspender no pude conducir ese verano y eso me dolió jejejejej, anécdotas aparte, llego ese uno de septiembre, llevaba todo o casi todo en la cabeza, me la jugaba en dos mañanas, ya no solo aprobar y poder seguir sino mi orgullo y eso vale mucho. Eran las dos de la tarde del 3 de septiembre, había quedado con mis amigos para irnos a la ferias, yo no quería mirar las notas, prefiera ir con mis padres, y ese día estaban fuera, pero cuando llegue al instituto, ellos las habían mirado y me gritaron ¡ENHORABUENA!. No me lo podía creer, lo había logrado y creo que esa sensación de que mi lucha, mi sacrificio había merecido mucho la pena no la superan muchas cosas de mi vida. Así que luchar, pelear y sacrificarse vuelven a ser mis máximas de la oposición, esas que había olvidado y que son pieza fundamental en estos momentos.

La otra historia se basa en la confianza, espero que no me quede tan larga, os pongo en antecedentes, me quedaron unas asignaturas en junio de quinto de carrera, parece que en los momentos importantes flaqueo pero luego remonto y lo peleo como una loca (nota para mi misma, deja de hacer el gilipollas). Nos fuimos de vacaciones en familia y con unos amigos de mis padres, total que nos juntamos cuatro universitarios cada uno con sus asignaturas y sus quebraderos de cabeza. Una cena en las vacaciones, comentamos lo que teníamos cada uno, lo que íbamos a estudiar, y porque íbamos a empezar, yo era la única de derecho y me dijeron, " lo tuyo lo peor" y yo ya pero a estas alturas de la película difícil no me parece. El caso, que el padre de uno de ellos, se metió en la conversación, y me dijo literalmente " de los cuatro que estáis aquí, estoy convencido de que la única que va a estar el lunes a las 9 sentada  estudiando vas a ser tu, los otros tres van a remolonear y no se van a poner hasta cuatro días después" era 1 de agosto. Y siguió diciendo, " y te aseguro que la única que va a aprobar todas serás tu por tu forma de ser y tu capacidad de sacrificio" . En ese momento no pude más que sonreír pero hoy visto con perspectiva, ves que alguien confía en ti, y es un empujón muy importante. Porque cuando alguien confía en ti, o tu confías en ti mismo, es porque sabe que estás haciendo las cosas bien y que lo vas a lograr, o que por lo menos lo vas a pelear como nunca.

Con estas dos historias lo que os quería transmitir es que aunque las cosas estén muy negras, siempre habrá algo que haga que veas la luz al final del túnel, un mensaje, un recuerdo, una frase, un abrazo, algo que os devuelva la confianza. Y que creer en un mismo es la base para que las cosas salgas bien, y luchar es lo que nos lleva a lograr todo lo que nos propongamos.

He compartido con vosotros esto, porque a mi me ha servido el otro día para recetar y cambiar la óptica y la lente con la que miraba y veía este oposición.

Mucho ánimo, fuerza, ganas y sobretodo CONFIANZA!

Espero que os haya gustado y haya estado a la altura de lo que pensabáis  el otro día al leer el principio en IG.

¡Un beso a todos!
MP



11 comentarios:

  1. Buenos días guapísima! Claro que hay momentos en los que las fuerzas flaquean, pero yo no dudo que vas a ser capaz de salir adelante y demostrar lo que vales, porque ya lo has hecho otras vez. Eres una persona muy constante y muy trabajadora, y como el padre de uno de tus amigos, yo confío en ti! Tú puedes! Nunca te olvides de ello! Muchísimo ánimo y ya sabes que cualquier cosita que necesites estamos aquí =) Un besito enorme! muuuaakkkk

    ResponderEliminar
  2. En esto de la oposicion creo q podemos ser nuestro peor enemigo. No dudes de q puedes! A por ello y grábate a fuego este post para los días de bajada! Un abrazo!

    Carmen.-

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado esta publicación tan personal y no puedo decir nada que no hayas dicho ya, porque de verdad que hay mucha razón en todo ello.
    Aunque lo veamos negro, azul oscuro casi negro o gris hay que seguir adelante y es más, hay que confiar en nosotros mismos, porque... si no creemos nosotros, muy difícil será que los demás crean en nosotros. Mucho ánimo y mucha fuerza ¡puedes con todo!

    ResponderEliminar
  4. Hola niña! Pues claro que sí.Nada mejor que buscar en el interior de uno mismo toda esa fuerza y confianza que necesitamos para llegar a ese Olimpo de dioses que es nuestro aprobado en la opo.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Holaaaa. Yo he pasado momentos similares a los tuyos y he resurgido de mis cenizas, como tú.
    Me acuerdo que en algún año de la carrera (hice una doble) me quedaron una barbaridad de asignaturas para septiembre (Y cuando digo barbaridad, es una auténtica salvajada) porque pasé unos años muy malos a nivel personal y descuidé totalmente mis estudios. Ese año dije que basta, que llevaba arrastrando asignaturas mucho tiempo y no podía seguir así.
    Cambié totalmente el chip, ese verano estudié como nunca y únicamente me dejé dos para los años siguientes. Los años siguientes de la carrera saqué todo en junio, con buenas notas y acabé la carrera en el junio que me correspondía.

    A diferencia de ti, yo no tuve gente que confiara en mi (salvo mi familia, por supuesto) sino que me veían más bien como un poco "tontita". Así de duro y de real.
    Ahora en la oposición me dejo la vida estudiando y sé que todavía hay mucha gente que piensa que soy una ilusa porque no tengo la inteligencia suficiente.
    Lo que quiero decir es que es importante tener a gente que crea en ti, pero lo que es imprescindible es que tú misma creas en ti.

    Mucho ánimo, los bajones los tenemos todos pero lo importante es saber superarlos y aprender de los errores!

    ResponderEliminar
  6. Hola, guapísima!! Me ha encantado este post, de los que más. La oposición (y la vida en general) no es un camino de rosas, lo importante es saber sobreponerse a todos los obstáculos que se ponen en nuestro camino. Yo tampoco dudo de tu capacidad para sacar esto adelante, porque tienes la tenacidad, la constancia y la capacidad suficiente para ello! Mucho ánimo, guapísma!

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado!! Todos pasamos por momentos malos y muy malos! La falta de motivación, de confianza hacen q seamos nuestros peores enemigos, pero si algo me está enseñando la oposición es la perseverancia, la constancia y las ganas de superar los baches.
    Claro q puedes! Lo vas a conseguir y nosotras vamos a estar ahí para apoyarte y animarte cada vez q haga falta!

    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  8. Como dices, siempre habrá algo que nos recuerde el por qué de empezar en esto y que nos dará las fuerzas suficientes para cambiar el chip. Me han gustado mucho tus historias, ¡plena superación personal! :)

    ResponderEliminar
  9. Buenísimos días de domingo preciosa!

    A ver, lo he leído ahora porque cuando descanso dedico un ratito a leer vuestros blogs (soy una freak vuestra xD). Me has motivado hasta a mí, así que espero y deseo ansiosamente que te vaya genial la motivación, que aunque haya días menos buenos, sigas con ganas e ilusión, que es lo último que se pierde, y lo único que nunca debería perderse.

    Te deseo SUERTE y todo el ÁNIMO y APOYO de este mundo!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  10. Buenos días guapa, buena reflexión, ánimo y a ser optimistas.

    Te he nominado en mi blog a los premios Liebster Awards, pasate a ver el post, un besote!

    ResponderEliminar
  11. Sábes? Me quedo con estas dos historias para cuando me note de bajón. Este año va a ser el nuestro, ya verás! Sigue luchando al máximo. Besos!

    ResponderEliminar

Dime que piensas.....